Learn the Infinite

Mapeo Tradicional vs. Procesos de Experiencia del Cliente (CX)

Regresar al Blog
28/28/2024
Leer Más

Introducción

En el mundo de los negocios, el mapeo de procesos tradicional ha sido esencial para entender y mejorar los flujos de trabajo, identificando ineficiencias y áreas de mejora. Con el enfoque creciente en la experiencia del cliente, el mapeo de procesos de CX ha emergido como crucial para alinear cada paso del proceso con el valor ofrecido al cliente. Exploramos las diferencias entre ambos y describimos los pasos clave para implementarlo eficazmente.

 

Recolección de Datos

En el mapeo de procesos tradicional, se recopilan datos para entender el estado actual de los procesos internos. En el mapeo de procesos de CX, el enfoque se desplaza hacia la experiencia del cliente, comenzando con la definición del área de enfoque. Se establecen objetivos claros, como identificar puntos de dolor o mejorar la satisfacción del cliente. Se detectan fuentes de información, incluyendo documentos, diagramas, conocimiento de empleados y retroalimentación de clientes. Se realizan entrevistas para obtener perspectivas y se analizan los datos para identificar brechas.

 

Mapeo y Refinamiento

El mapeo de procesos tradicional implica listar todos los pasos y crear una representación visual. En el mapeo de procesos de CX, se recopilan datos y se refinan los procesos de experiencia del cliente, creando un diagrama de flujo detallado que involucra a empleados de varios departamentos. Se desarrolla una representación visual de la experiencia actual del cliente, destacando puntos de dolor. Se aplican metodologías centradas en el usuario para prototipar soluciones creativas, asegurando la mejora continua y estableciendo métricas para medir el éxito.

 

Gestión Ágil

La gestión de procesos tradicional sigue un enfoque lineal, mientras que el mapeo de procesos de CX utiliza la Gestión Ágil de Procesos para mejorar continuamente. Este enfoque introduce flexibilidad, desglosando proyectos en partes pequeñas y entregándolos en ciclos cortos. Prioriza tareas según su importancia y permite ajustes en alcance y prioridades mediante retroalimentación continua. Fomenta la colaboración y la planificación adaptativa para abordar problemas rápidamente, utilizando software como Tallyfy para gestionar flujos de trabajo.

 

Conclusión

En Infinite Institute, sabemos que no hay una receta única para el éxito, pero si hay una serie de variables que nos afectan a todos. Entender estas variables puede cambiar tu vida a nivel personal y profesional. Toma nuestro test.